Archivo de la etiqueta: pre-boda

Post-boda Amaia y Nacho

Post-boda en Segovia

En esta ocasión, con Amaia y Nacho cerramos el círculo de su reportaje de boda. Después de realizar la pre-boda y el reportaje de boda, finalmente realizamos esta sesión de post-boda, que intentamos tomarla de una manera fresca y divertida. La verdad es que en todas las ocasiones que he tenido para realizarles fotos, siempre han sido tremendamente participativos, aportando ideas y con una sonrisa en la cara, un gustazo :D.

Aquí os dejo una selección de las fotos realizadas que espero que os gusten.

Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho
Post-boda Amaia y Nacho

!Muchas gracias y un fuerte abrazo!

Boda en Madrid (Ana y Adrián)

Como siempre hacemos con nuestros clientes, antes del día de la boda quedamos con Ana y Adrián para realizar su reportaje de pre-boda, hablar con ellos y pulir los detalles de organización del día de la boda. En esta ocasión, quedamos en el madrileño parque del Retiro, una tarde que amenazaba lluvia, de hecho antes de la sesión estuvo lloviendo ligeramente, pero una vez pasado este pequeño chubasco pudimos realizar las fotos.

El día de la boda comenzamos el reportaje con los preparativos de Adrián y de Ana, momentos muy emocionantes siempre, últimos retoques, miradas, nervios, …

La llegada al monasterio del Escorial fue simplemente impresionante, ver la grandeza de la edificación frente a nuestros objetivos nos ponía los pelos de punta.

La ceremonia fue bastante complicada, ya que como siempre hacemos nuestra forma de trabajar es pasar inadvertidos y no interrumpir la ceremonia, lo que nos obligó a forzar el equipo al máximo por la poca luminosidad y movilidad de la que disponíamos.

Aprovechamos los preciosos jardines del Monasterio para hacer unas cuantas fotos de los novios y posteriormente nos dirigimos a la finca “El Gallinero”, donde como en otras ocasiones fuimos recibidos y tratados a las mil maravillas, desde aquí les mandamos un fuerte abrazo y nuestro agradecimiento por todas las facilidades.

Una vez terminado el primer baile, se montó el photocall, divertidísimo por la gran participación de todos los invitados, ¡¡muchas gracias a todos!!.

Ya solo nos queda desearles todas la felicidad que se merecen en esta nueva etapa de su vida, un fuerte abrazo Ana y Adrián.